Skip to content

La pluma que invadió Nueva York

15/09/2012

Isabel Molina

Un ornitólogo escribió que los estorninos no hacen nada con moderación: se instalan en cualquier rincón desplazando a quién se interponga en su camino, se reproducen con facilidad pasmosa hasta en las condiciones climatológicas más extremas, devoran frutales y campos enteros de trigo y cantan (según la mayoría de los neoyorkinos, hacen ruido) todo el día.

Pero si se habla de esta falta de moderación, virtud humana, realmente de quién viene al caso hablar es del responsable de la introducción del estornino europeo en Norteamércia, Eugene Schieffelin, un fabricante de medicamentos que a finales del siglo XIX tuvo la romántica idea de introducir en su país todas las especies de pájaros que aparecen en las obras de Shakespeare.

Pardillos, pinzones, ruiseñores o alondras. Estos son sólo algunos de los pájaros que cantan en los versos de Shakespeare y  que Schieffelin se propuso llevar a América.
Tenía el respaldo de la Sociedad Americana de Aclimatación, un grupo de naturalistas y zoólogos creado en esa época que quiso introducir flora y fauna de Europa en Norteamérica por razones económicas y culturales. Como si de cromos se tratara, defendían el intercambio de especies entre continentes como una forma de enriquecimiento global. En aquella época aún no se hablaba de ‘especies invasoras’ y nadie pensó que a largo plazo su idea pudiera resultar un grave problema.

Nube de estorninos. Fotografía de Walter Baxter, Wikicommons.

Pero pocos años antes de la creación de esta sociedad, grupos de naturalistas y vecinos de Nueva York ya habían introducido en Central Park otras aves venidas de Europa, como el gorrión y la alondra, para embellecer la ciudad. Los primeros se reprodujeron con tal rapidez que bien podían haberse convertido en extras de la película de Hitchcock de haber tenido un ‘rostro’ menos amable; a las poéticas alondras no les convenció el bullicioso Manhattan y pronto se mudaron a Brooklyn.

Los intentos de Schieffelin se quedaron afortunadamente a medias. Muchas de las aves que importó desde Europa no encontraron su lugar al otro lado del océano y no proliferaron. No así el estornino, que con su enorme capacidad de adaptación pronto tiñó de negro plata el cielo americano, desde Alaska hasta Nuevo México. Es por ello que estos pájaros engrosan hoy la lista de las especies invasoras más dañinas del mundo. Animales, hongos y plantas que causan un grave desequilibrio en el ecosistema en el que son introducidos, transmitiendo enfermedades, diezmando los cultivos o acabando con otras especies.

La moda en España de tener en casa animales exóticos empieza a tener también sus consecuencias desastrosas. A muchos (no es mi caso) les entusiasma tener en casa serpientes africanas, tarántulas, ranas de Brasil, camaleones o escorpiones. El problema llega cuando uno se da cuenta de que viajar con una serpiente resulta difícil o que un mordisco de un mapache puede no ser lo mejor para su hijo. Entonces llega el abandono y algunas de estas especies pueden llegar a proliferar en su nuevo entorno arrasando la flora y la fauna autóctonas o perjudicando gravemente la agricultura local.

En el Congreso Mundial de la Naturaleza que está teniendo lugar en la isla coreana de Jeju se ha hecho pública la nueva lista de las 100 especies más amenazadas del planeta, muchas de ellas en peligro de extinción a causa de especies invasoras que un día emigraron de forma forzosa debido al tráfico de mascotas, al introducirse por accidente en barcos, porque se importaron para su uso contra plagas de otros animales o simplemente por las ideas estrafalarias de un farmacéutico que leía a Shakespeare.

 

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: