Skip to content

Bienvenido, míster Bisonte

14/05/2012

Isabel Molina

Hace dos años los 180 habitantes del pequeño pueblo palentino San Cebrián de Mudá esperaban emocionados la llegada de unos visitantes de lo más especiales. Las campanas sonaban para recibir ni más ni menos que a un grupo de 7 bisontes llegados desde la lejana Polonia para establecerse en la Montaña Palentina. Tal recibimiento dio sus frutos y los bisontes no pasaron de largo como el señor Marshall. Venían para quedarse.

Pomilka, Podesta, Karagana, Kastorama, Polenca, Plawen y Podpas (5 hembras y 2 machos) pronto se sintieron como en casa y dos años después parece que la manada está adaptada, ya tiene 8 miembros y se espera que siga creciendo.

Recuperar un animal desaparecido de nuestras montañas hace más de 1000 años podría parecer ciencia ficción, pero en el pueblo decidieron que podría ser una buena manera de revivir una zona cada vez menos habitada desde el cese de la actividad minera.

Hasta mediados del siglo XX, los únicos bisontes que podían verse en España eran los de las cajetillas de tabaco. Con la llegada de la televisión vinieron las películas del lejano oeste y con ellas las imágenes de grandes manadas de búfalos (bisonte americano). Pero a pesar de que este animal aún sobrevive y sigue luchando contra la extinción (quedan 4000 individuos), sigue asociándose hoy a épocas mucho más lejanas, como el Paleolítico, cuando ya se pintaban bisontes en las paredes de cuevas como las de Altamira.

Sin embargo en el ‘lejano este’ aún existen algunas reservas de este gran herbívoro, el bison bonasus o bisonte europeo. Un animal tremendamente fuerte pero pacífico, gran devorador de hierba y que después de mil años ha vuelto al que una vez fue su territorio.

El proyecto de recuperación de esta especie no ha hecho más que comenzar. Ya está en marcha un plan mucho más ambicioso: crear un Parque del Cuaternario en el que uno pueda sentir durante un rato cómo se vivía, se cazaba y se convivía con el entorno natural hace millones de años. Bisontes sí, pero también se espera la inminente llegada de onagros (burros salvajes) y caballos salvajes originarios de Mongolia (Przwalski).

Esta iniciativa de desarrollo rural única, tiene encantados a los habitantes de la zona. Creen que es una manera de crear oportunidades para que los jóvenes vuelvan a habitar la zona y que los que aún quedan no se vayan.  El alcalde de San Cebrián afirma que los bisontes no les han traído más que cosas buenas: aumento del turismo, protección frente a los incendios de los bosques (ya que comen hasta 5 kilos diarios de zarzas, ramas y hierbas) y sin duda la oportunidad única de encontrarse un día frente a frente con un animal prehistórico, la unión entre el pasado más remoto y el futuro. Un eslabón casi perdido ahora recuperado.

 

5 comentarios leave one →
  1. Araceli permalink
    15/05/2012 4:45 pm

    Me ha encantado saber que en algunos lugares que se han o se siguen despoblando, los habitantes que quedan siguen teniendo presente y parece que futuro.
    La idea de reintroducir un animal que desapareció de nuestro territorio, y que puede producir un beneficio directo como el de “cuidar” de nuestros bosques, me parece muy buena. Y a saber qué otros beneficios puede dar a la comunidad.

  2. Rubén Alvaro permalink
    16/05/2012 7:40 am

    A mi me ha parecido una excelente idea la creación de un parque cuaternario, puede ser lo que una comunidad rural necesite para prosperar. Yo espero que también, algún día, se puedan añadir uros (bos primigenius), los antepasados salvajes de las vacas. Una organización holandesa ha fundado el Tauros Project para recrear dicho animal a partir de cruces de las razas bovinas más arcaicas.

  3. 19/05/2012 11:15 am

    Muchas gracias Araceli por tu comentario. Habrá que ir a ver esos bisontes cara a cara y comprobar qué otros cambios han supuesto para la zona.

    Y muchas gracias también a Rubén por acercarnos al Taurus Project.

  4. 28/05/2012 3:07 pm

    Un aplauso por la iniciativa de San Cebrián de Mudá, ¡sí señor!

    Ojalá poco a poco la población de bisontes se incremente y se logre repoblar la zona y de paso fomentar más el turismo de aquellos parajes.

    Saludos

    • 30/05/2012 9:06 am

      Muchas gracias Alberto por pasarte por aquí. Parece que sí, que la manada crece y que pronto tendrán que compartir su montaña con otros animales ‘cuaternarios’

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: